lunes, octubre 06, 2008

Le poesí nel vín


20 comentarios:

FRAGA dijo...

Primis??/

siiii las descripciones de los vinos dan para mucho!!! de dónde sacarán ese tipo de descripciones???

excelente cartón!!!!

: )

guadis! dijo...

Muy bueno! Entre los vinos y la nueva comida gourmet y sus colchones verdes, el arte culinario está derivando en arte poético...

Donato dijo...

El vino es poesía.

Lorena Ceballos dijo...

Creo que empezaré a pedir más vino, no sabía que hacían eso!

a menos que en méxico no sea así! snif!

Cas dijo...

jeje sus narigones, tute, son irresistibles.
mi reino por una mermelada de moras y nuez.

Food and Drugs dijo...

Pobre camarero.
Se va hecho trizas.
Me resulta imposible no compadecerle.
Muy buena historia.
Saludos

Jota Sch dijo...

De luxe, como siempre.
Felicitciones por el nuevo libro, ya será parte de mi colección.
Mis humildes aplausos!

analix dijo...

lo malo que los restaurantes que te recitan, digo recomiendan un vino así, son re caros
:(

en fin, que todo placer sea espaciado.

beso!

Lucas L. Aime dijo...

jaja Tute un poeta sin duda!
Un abrazo!
http://www.thelastaquihistorietas.blogspot.com

lu dijo...

la poesía en un menú es tan peligrosa como en la boca de un hombre... me he pegado cada fiasco...jejej

CRONOPIA dijo...

Vino y poesía!

Una copa de merlot y versos de Machado.
Todos chochos.

Valeria dijo...

Tuuuuuuuuuuuteee! genial como siempre, te felicito y te admiro más..
Besos

Anónimo dijo...

Es genial.

PatO! dijo...

Jaja! Tutee!

no me esperaba que termine asi!


un saludo de esos bien grandes!


lo entendes todo!

eva dijo...

un buen vino en amantes es poesía y seducción...

Tute dijo...

Gracias a todos!

Virginia Edit Perrone. dijo...

Compartimos cierta paradoja, tal vez oxímoron:
soy abstemia pero la Poética del vino despierta mi sed.

Tute, no podés con ese Poeta irredomable que te galopa tintas adentro.
Un beso.
Bello tu "Araca...."

andres alberto dijo...

ja!

Anónimo dijo...

Creo q leer esto me da como la temperatura exacta de mi negatividad, yo hace tiempo q quiero escribir algo sobre todo eso q describis, pero a mi me da como un enorme fastidio que ni se por qué es asi... con esto d que se le tanto miriñaque a la cuestion. Debo tener la lengua como una bolsa de hielo porque a mi no me asoma ni a la nariz el fruto rojo, ni el champignone de paris, ni el rojo tierra, ni un montoncito de uvas en una naturaleza muerta ni un caraio.
Soy sorda de paladar supongo... Es mas, hasta me da por pensar ¿y la pobre lechuga maravillosa?¿ y el tomate perita?, y el bardo q se armaria si a todo le empezaramos a hacer 1 giga de comentario onda "Ese rojo con reminiscencia Miró del tomatito, y el selvativo aspecto del verde revoltoso de una lechugita criolla".
¿Que voy a hacer con mi reniegue?
Sonreirle a tu enorme talento supongo q me va a dar una manito de positivo.
un saludo admiroso.
miriam

Eve dijo...

A mí me gustan las cartas de los restaurantes chetos, porque resulta que las cosas más feas te las describen como riquísimas. Me quemé una vez con una ensalada dell diablo. Tengo una amiga que sabe mucho de vinos, ya le mando esto.
Un abrazo, no necesitas que te lo digan pero eres muy muy bueno. La próxima visita a Baires me compro algo tuyo, para difundirte en Lima.